El Gobierno endureció las medidas que, durante las festividades de Navidad y Año Nuevo, tratan de contener la propagación del COVID-19, enfermedad que ha experimentado un repunte en los contagios en los últimos días.

En tal sentido, las autoridades aumentaron las horas de restricción de circulación, por lo que el toque de queda de lunes a domingo será de 7:00 de la noche a 5:00 de la mañana, a partir de este miércoles, para el Distrito Nacional y las provincias de Santo Domingo, Santiago, Duarte, La Vega y Puerto Plata. Sin embargo, se permitirá un libre tránsito hasta las 9:00 de la noche, asegurando así un tiempo prudente para que los ciudadanos puedan llegar a sus hogares.

Mientras que los días 24 y 31 de diciembre el toque de queda estará vigente en el mismo horario, pero se permitirá el libre tránsito hasta la 1:00 de la madrugada.