El ministro de Agricultura, Limber Cruz, atribuyó que el alza de los precios del plátano obedece a diferentes factores productivos y medioambientales, como las sequías, tormentas y los tornados, así como una mala planificación en la programación de siembra.

Calificó que es injusto que sectores pretendan responsabilizar de la situación al gobierno del presidente Luis Abinader, ya que el rubro tiene un periodo para producir de un año y las presentes autoridades sólo tienen 60 días posesionados.

“Para que el precio del plátano esté como está hoy pudieron haber pasado dos cosas: o no se sembró la cantidad suficiente hace un año, porque una planta produce cada año, o los cambios climáticos, las sequías, los tornados o una combinación de estos afectaron la producción”, indicó el titular de Agricultura, al ser entrevistado en un programa radial.