El alero estrella LeBron James volvió a surgir como el jugador decisivo de Los Angeles Lakers al anotar la canasta que decidió este jueves la victoria de su equipo por 103-101 ante Los Angeles Clippers en el segundo encuentro de la doble jornada de reinicio de la temporada 2019-20 de la NBA en la burbuja de Orlando.

Aunque los Lakers llegaron a tener hasta nueve puntos de ventaja (96-87) con menos de cinco minutos por jugarse, la suerte final del triunfo se dio cuando el alero Paul George, de los Clippers, falló el último tiro a canasta, un intento de triple.

El pívot Anthony Davis, con 34 puntos, ocho rebotes y cuatro asistencias, fue el líder encestador de los Lakers, pero James se convirtió de nuevo en el jugador que protagonizó las acciones decisivas, como la canasta ganadora, que lo hizo tras recuperar el balón que no había entrado con su primer tiro.

El entrenador de los Clippers, Doc Rivers, reconoció al concluir el partido, que el acierto no había sido de James, sino falló de la defensa de su equipo que nunca luchó por recuperar el balón ni tuvo la concentración de hacerlo.